La derrota ante Colo Colo caló hondo en la Universidad de Chile. El rendimiento en el actual torneo los tiene en el penúltimo lugar y si el Campeonato terminara ahora, descenderían. Pero para la esperanza azul, quedan 7 fechas que serán de vida o muerte.

Y por eso no dejarán nada al azar. La desesperación es tal, que ya comienzan a aparecer cábalas. ¿La última? El poder divino.

Según informa el diario La Tercera, los jugadores azules le pidieron a los dueños del club que instalaran en el Centro Deportivo Azul (CDA) una gruta con una virgen, a un costado de las canchas de entrenamiento del primer equipo.

Desde el martes, diversos trabajadores han estado construyendo la gruta, la que podrá ser visitada por todos. Al respecto, desde Azul Azul dijeron que “si nos piden algo, lo evaluamos”.