Las masivas evasiones en el Metro de Santiago han aumentado con el transcurso de los días. El malestar de la ciudadanía, en especial de los estudiantes, con respecto al alza del pasaje se ha hecho evidente, por lo que el Gobierno ya ha salido a condenar estos actos.

La punta de lanza de estas críticas ha sido el Presidente Sebastián Piñera, quien dijo que si bien “todos tenemos derecho a protestar”, recalcó que “nadie a hacerlo fuera de la ley”.

Por eso, Piñera condena “a todos los que creen que pueden protestar sin respetar la ley, cuando no se respeta la ley se está atentando contra la libertad de todos los demás”.

“Yo como Presidente tengo que asegurar que el Metro que es fundamental para millones y millones de chilenos, funcione con normalidad y por tanto, no vamos a permitir que nadie se sienta que puede atentar contra la libertad y los derechos de la inmensa mayoría de los chilenos”, sentenció.

Mientras Piñera declaraba su rechazo a las masivas evasiones, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, evaluaba por mientras aplicar la Ley de Seguridad Interior del Estado. Dicha decisión será tomada por el ministerio del Interior.

Además, en la cartera que ella lidera, se hará valer el registro de evasores del transporte público. Para eso, utilizarán la identificación mediante cámaras, aunque los evasores tendrán un plazo de 30 días para pagar la multa.