Ayer se suscitó uno de los momentos más violentos y escandalosos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, cuando las fuerzas de seguridad capturaron a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera «El Chapo», quien fuera líder de la organización criminal conocida como el Cártel de Sinaloa.

Continuar leyendo »