El presidente del Metro de Santiago, Louis de Grange, estimó este viernes que los daños al tren subterráneo producto de las evasiones masivas que iniciaron el lunes, ya rondan entre los 400 y 500 millones de pesos.

De Grange hizo el anuncio junto a la ministra de Transporte, Gloria Hutt, luego de una reunión que sostuvieron en el Palacio de la Moneda producto de las manifestaciones estudiantiles producto del alza del pasaje.

“El Metro de Santiago ha sido víctima de violencia. Los equipos de Metro han sido agredidos, los pasajeros han enfrentado riesgos”, dijo de Grange y agregó que cinco estaciones de diferentes líneas fueron destruidas. 

Por su parte, la ministra Hutt rechazó las manifestaciones, las que aseguró están afectando a “personas inocentes”, y sostuvo que “nuestra mayor preocupación tiene que ver con cómo esta violencia está afectando a las personas”. 

“No puede ser que un grupo que no llega a ser el 0,1% de esos tres millones de viajes estén causando las molestias y obligue a las personas a asumir los costos de su irresponsabilidad y de la violencia con la que están actuando”, agregó Hutt.

Más temprano, el Presidente Sebastián Piñera amenazó con aplicar la Ley de Seguridad del Estado a las personas detenidas en las protestas por evasiones masivas. “Estamos estudiando la posibilidad de aplicar la Ley de Seguridad del Estado, en algunos casos vamos a aplicarla porque para eso está la ley”, dijo el Mandatario en Radio Agricultura, donde también calificó la protesta en el ferrocarril subterráneo como delincuencia.

Al respecto, Hutt señaló que “la invocación de la ley de seguridad del Estado está en discusión” y agregó que “respecto a las tarifas hay una decisión ya establecida”.