En dependencias del EX Congreso Nacional se reunieron los representantes de tres partidos de oposición el Partido Socialista (PS) el Partido Radical (PR) y el Partido Por la Democracia (PPD) para entregar al gobierno un texto con propuestas para salir de la crisis social que atraviesa el país.

Estas tres colectividades, denominadas Convergencia Progresista son las que acudieron al llamado del gobierno para dialogar en La Moneda el pasado jueves con el recién estrenado ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien extendió un plazo hasta este domingo para conocer las proposiciones de los partidos, luego de que admitieran que las medidas anunciadas por el gobierno, les parecían insuficientes.

De esta manera, la propuesta de los partidos se centra en siete aspectos: plebiscito para una nueva Constitución Política, fijación de precios para los medicamentos, mejora de las pensiones, transporte público gratis para los adultos mayores, aumento en el sueldo mínimo, reforma tributaria  y rebaja en la dieta parlamentaria.

“Aquí el gran obstáculo para que la crisis se resuelva con más democracia, está siendo el gobierno, que parece no entender la dimensión de lo que está pasando en el país”, dijo el presidente del PS, Alvaro Elizalde. “Las propuestas que estamos formulando, son para una solución inmediata, que en alguna medida contribuya a mejorar la vida”, agregó.

Mientras que Heraldo Muñoz,líder del PPD aseguró que “tenemos contrapropuestas estructurales de cambio para Chile. Lo que el gobierno ha puesto sobre la mesa hasta ahora es insuficiente para dar cuenta de las protestas masivas de la ciudadanía. La agenda social del gobierno es insuficiente, tenemos que ir a lo fundamental”, dijo.

Por último, Carlos Maldonado, presidente del PR enfatizó que “el tema es que la agenda que ha planteado el gobierno es insuficiente, es timorata, es mezquina, uno no sabe si no han podido leer y entender lo que pide la ciudadanía y la profundidad del malestar ciudadano o están tratando de ganar tiempo”, afirmó.

El detalle de algunas de las propuestas incluye mejorar en un 50% el monto de las pensiones básicas solidarias y aumentar su cobertura en un 80%. En relación al salario mínimo, proponen avanzar desde el ingreso mínimo mensual de $350 mil propuesto por Piñera a un salario mínimo real desde esa cantidad.

Por último, los tres dirigentes pidieron nuevamente que el gobierno retire la reintegración tributaria, incluida en el actual proyecto que está en el Congreso.