Cuando Disney lanzó [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»1773″][Pelicula] Star Wars: El Despertar de la Fuerza[/entity_embed] en 2015, todos creíamos que las cosas serían grandes. Sí lo fueron, en parte. Episodio VII comenzó de una forma sólida, dirigido por [entity_embed style=»default» id_entity=»799″][Director] J.J. Abrams[/entity_embed] y escrito por él y [entity_embed style=»default» id_entity=»1770″][Escritor] Lawrence Kasdan [/entity_embed], leyenda que previamente colaboró con [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»12025″][Pelicula] Star Wars: Episodio V – El Imperio Contraataca[/entity_embed] y [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»11905″][Pelicula] Star Wars: Episodio VI – El Regreso del Jedi[/entity_embed], sin embargo, la primera parte de la nueva trilogía tuvo algunos fallos debido a sus semejanzas con [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»11404″][Pelicula] Star Wars: Episodio IV – Una Nueva Esperanza[/entity_embed]. La empresa del ratón dio luz verde a una secuela y en 2017 apareció [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»38150″][Pelicula] Star Wars: Los Últimos Jedi[/entity_embed], escrita y dirigida por [entity_embed style=»default» id_entity=»27706″][Director] Rian Johnson[/entity_embed]. El malestar causado por este episodio le valió el desdén de redes sociales al director, no obstante, el cineasta asegura que su trilogía prometida por Disney todavía se encuentra en pie.

Continuar leyendo »