La declaración del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, este domingo en Canal 13, donde aseguró que “no hay violación sistemática de los DD.HH.” en Chile sacó ronchas, al punto que el mismo directivo tuvo que salir a acotar sus palabras este lunes.

Micco participó hoy en una sesión del Consejo del INDH -que se extendió por tres horas-, y luego se trasladó hasta el ex Congreso Nacional para participar en la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, tras 19 días de estallido social.

El director del INDH aprovechó la cita parlamentaria para corregir sus dichos, y junto con admitir que “hay un número importante de personas que han sufrido violaciones a los derechos humanos”, precisó ahora que no es “oportuno” descartar sistematicidad.

“No hay indicios para poder declarar que hay una violación sistemática de los derechos humanos, pero tampoco es el momento oportuno para descartarlo. Los tribunales de justicia son los encargados de determinar esta situación”, sostuvo.

Micco asistió a la comisión del Senado acompañado por los consejeros Consuelo Contreras, Margarita Romero, Debbie Guerra, Salvador Millaleo y Yerko Ljubetic. También participaron la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú; los ministros del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel; y de Defensa, Alberto Espina; además de representantes de las Fuerzas Armadas y de Orden, de la Cámara de Comercio y de la Sociedad Oftalmológica de Chile.

Llamado de atención de funcionarios

Los dichos dominicales de Micco causaron revuelo incluso al interior de INDH, donde una de las organizaciones de trabajadores, la Asociación Nacional de Funcionarios Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (Andedh) expresó su rechazo a sus dichos señalando que “demuestran un profundo desconocimiento de la normativa nacional e internacional sobre la materia”.

“Tanto el Estatuto de Roma, como la Ley 20.357 que tipifica crímenes de lesa humanidad y genocidios y crímenes y delitos de guerra, establecen un conjunto de criterios que permiten sostener que los hechos ocurridos durante estas dos semanas, sí constituyen graves violaciones a los derechos humanos. En este sentido, relativizar la situación y negar su carácter sistemático, no sólo implica caer en un error técnico, sino que va en contra del mandato institucional que tanto el director, como todas y todos quienes laboramos en el INDH estamos llamados a cumplir, e incumple las obligaciones de justicia transicional relacionadas con la no repetición de los hechos ocurridos durante el periodo 1973 -1990”, indicaron en una declaración.

La Andedh señala que en su trabajo de observación en calles, comisarías y hospitales, “hemos constatado patrones de violaciones graves, generalizadas y sistemáticas a los derechos humanos por parte de agentes del Estado en estas dos semanas”, añadiendo que claramente “no son casos aislados”.