El pasado mes de agosto, [entity_embed style=»default» id_entity=»3096″][Director] Roman Polanski[/entity_embed] estuvo en el ojo del huracán. Hordas de usuarios enardecidos en las redes sociales despotricaban ante la presencia del director de origen polaco en el Festival de Venecia. Incluso la presidenta del jurado del certamen, la cineasta argentina [entity_embed style=»default» id_entity=»140284″][Director] Lucrecia Martel[/entity_embed], se abstuvo de felicitar a Roman por su filme [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»388749″][Pelicula] An Officer and a Spy[/entity_embed], mucho menos asistió a verlo. Ella como muchos otros, no pueden separar al hombre de su obra, y se niega a olvidar que el polaco ha sido constantemente acusado de violación, y esta semana, una actriz francesa declara que fue víctima de abuso sexual en 1975.

Continuar leyendo »