Tras la viralización de los disparos realizados, contra manifestantes, por John Cobin, ciudadano estadounidense que vive en Reñaca, el intendente de la región de Valparaíso, Jorge Martínez condenó los hechos y anunció una querella por homicidio frustrado y lesiones gravísimas.

Uno de estos disparos provocó una lesión en el muslo a Luis Jesús Ahumada (33), quien se encuentra internado en el hospital Gustavo Fricke de la región, sin riesgo vital.

“Expresamos a nombre del Gobierno nuestras absoluta condena y rechazo a toda violencia, sin importar de quien venga, si es de un manifestante o si es de un vecino. Nadie puede hacer uso de la violencia en un Estado de derecho. El uso de la fuerza sólo está permitido para las policías. Y no vamos a tolerar que particulares de ningún tipo, de cualquier condición, de cualquier creencia, hagan uso de armas de fuego y la violencia para imponer sus ideas”, dijo.

Sobre este tema, el intendente explicó que “la auto tutela no está permitida en nuestro ordenamiento jurídico”, salvo en casos de legítima defensa “que tienen ciertos requisitos muy específicos que, en principio, no se cumplirían en este caso”.

“Por estas razones, como gobierno regional, como Intendencia de la región de Valparaíso, vamos a presentar a primera hora de mañana (hoy lunes) una querella criminal por homicidio frustrado y por lesiones gravísimas contra el señor John Corbin por los delitos que acabamos de mencionar”, agregó.

Sobre el incidente en cuestión, Martínez lamentó el hecho, condenando nuevamente “el uso de la violencia siempre, bajo cualquier condición”, reafirmando “nuestro más irrestricto y fiel cumplimiento a los protocolos de uso de la fuerza y nuestro compromiso con los derechos humanos”.

“Aquellas personas que creen que la auto tutela, la auto defensa es un mecanismo legítimo, les señalamos que están muy equivocados. Lo único que van a lograr es dañar a personas, lo que no está permitido,y van a terminar, esperamos, en la cárcel”, sentenció.