La carrera de [entity_embed style=»default» id_entity=»3669″][Director] Woody Allen[/entity_embed] ha estado marcada por señalamientos y acusaciones de abuso sexual o, incluso por comportamiento inadecuado con menores de edad, pero, sin duda, la que lo sigue teniendo en la mira y le provocó su caída en desgracia en Hollywood fue la de su propia familia. Entre 1980 y 1992, Allen estuvo casado con la actriz [entity_embed style=»default» id_entity=»50669″][Actor] Mia Farrow[/entity_embed], adoptaron dos niños: Dylan y Moses y tuvieron un hijo, Satchel, sin embargo, después del divorcio, Farrow acusó penalmente al director por acosar sexualmente a su hija, Dylan Farrow, quien tenía siete años cuando, supuestamente, el director la agredió. Con el surgimiento del movimiento #MeToo el caso de Allen ha estado nuevamente bajo los reflectores, además de que ciertos comentarios desafortunados del cineasta lo llevaron a perder proyectos importantes, como cuatro películas que tenía firmadas con Amazon Studios.

Continuar leyendo »