“La situación en Chile es grave, y en Chile se han violado los derechos humanos”. Esa fue una de las declaraciones del consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, en la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se desarrolló este lunes en la ciudad de Quito, Ecuador, y en la que se trataron las violaciones a los derechos humanos en el contexto de la crisis social que vive el país hace más de tres semanas.

En la audiencia pública estuvieron presentes varios representantes de la sociedad civil, como también del Estado de Chile  a través del asesor del Ministerio del Interior Mijail Bonito, quienes dieron a conocer su visión y entregaron cifras respecto a lo que ha sido el actuar de las fuerzas de seguridad durante el estallido social.

En esa línea, Marelic sostuvo que “tenemos que poner un alto, llamando inmediatamente a terminar con toda la violencia, y con las prácticas de violación de derechos”.

“Hemos documentado una gran cantidad de prácticas sobre uso indiscriminado de la fuerza. El uso de armas de fuego es altamente preocupante, están causando daños irreversibles”, agregó.

El representante del INDH también reveló que existen 5 personas asesinadas por acción directa de agentes del Estado. Cuatro de esos casos -aseguró- corresponden a militares, y uno a Carabineros. En ese sentido, informó que se iniciaron acciones judiciales en cada uno de esos casos.

El representante del organismo encargado de defender los derechos humanos en Chile también dio cuenta de 197 personas que han sufrido daño ocular, especialmente por disparo de escopetas de perdigones, pero también con otras armas, como lanzamiento de bombas lacrimógenas.

“Chile no volverá a ser el mismo. Los cambios deben ser para garantizar y respetar los DDHH, con más Estado de Derecho, con mejores instituciones, incluida la policía, porque necesitamos que Carabineros respete los DDHH”, finalizó.

Defensora de la niñez: “El Estado ha incumplido su deber de prevenir violaciones a los DDHH”

En la audiencia pública también estuvo presente la defensora de la niñez, Patricia Muñoz, quien presentó datos respecto a violaciones de derechos humanos en contra de niños, niñas y adolescentes por parte de fuerzas policiales.

“Tenemos a lo menos 174 casos en que niños, niñas y adolescentes, a lo largo del país, han sufrido violaciones a sus DDHH”, sostuvo Muñoz, y agregó que tienen documentados 12 casos de heridos de bala, 26 heridos por perdigones y 5 niños con trauma ocular.

“La frialdad que tienen los números no alcanzan a reflejar la brutalidad de la violencia policial con niños, niñas y adolescentes a lo largo de Chile”, dijo.

La defensora de la niñez, junto con solicitar a la CIDH que se haga la visita in loco lo más pronto posible a nuestro país, pidió además que se prohíba el uso de escopetas antidisturbios en el caso de niños, niñas y adolescentes, y que solicite al Estado atención en salud mental para aquellas menores que ya han sido víctimas.

“Respecto de niños, niñas y adolescentes, el Estado ha incumplido su deber de prevenir las violaciones a los derechos humanos ¿donde está la subsecretaría de la Niñez? ¿donde está la subsecretaría de Derechos Humanos?”, cuestionó la defensora.

Gobierno niega violación de los DD.HH

El asesor del Ministerio del Interior, por su parte, descartó que hayan ocurrido violaciones a los derechos humanos durante las últimas semanas, y sostuvo que para comprender lo que ha ocurrido había que ponderar el contexto de “disturbio” como el incendio a las escaleras de emergencia a la sede de Enel en el centro de Santiago, o la quema de varias estaciones del Metro.

“Son daños materiales que han destruido los derechos de muchas personas en Chile, que pierden su negocio, su trabajo, sus bienes, el derecho a movilizarse. No son solo daños materiales, sino un conjunto de daños a los DD.HH. de todas las personas vandalizadas”, sostuvo Bonito.

En ese sentido, además afirmó que la declaración de estado de emergencia y actuar de fuerzas de seguridad respondió a la necesidad de enfrentar esos hechos de violencia, y reafirmaron su compromiso irrestricto con los DDHH.

Tras ello, Patricia Muñoz lamentó “profundamente que el Estado de mi país se permita decir cosas que no se condicen con la realidad que están viviendo hoy los niños, niñas y adolescentes en Chile”.

Al término de la sesión, la presidenta de la CIDH, Esmeralda de Troitiño, reconoció la lucha de los estudiantes en a defensa de los derechos humanos, y manifestó su preocupación por los hechos de violencia.

Vale destacar que horas antes de la sesión, el ministro de Justicia Hernán Larraín invitó a la CIDH a Chile para que realice una observación en terreno, “para lo cual se le hará llegar una invitación al secretario ejecutivo de esa organización Paulo Abrão, para que venga lo antes posible a definir los contenidos y la oportunidad de esta visita”.