Los habitantes de la población Lo Hermida, en Peñalolén, vivieron una intensa jornada llena de violencia que empezó temprano el lunes y terminó durante la madrugada del martes. Las denuncias de abuso policial y el ataque contra una subcomisaría, la que dejó al menos 8 uniformados heridos, fueron alguna de las cosas que pasaron en el barrio.

“Tenemos dos lesionados por pedradas y otros cuatro con impactos de perdigones”, indicó el capitán Luis Hernández, quien señaló que un grupo de personas lanzó además bombas molotov y que también hubo “disparos contra el cuartel”. Otros dos heridos se sumaron en el balance realizado pasadas las 03:00 horas, lesionados por “elementos corrosivos, posiblemente ácido”, informó el oficial.

En tanto, algunos vecinos dicen que actuaron como represalia debido a que, durante la mañana del lunes, Carabineros ingresó a un block de departamentos en Lo Hermida para realizar detenciones, lanzando gases lacrimógenos y cometiendo abusos policiales. En Twitter incluso decían que estaban “en estado de sitio”.

Los uniformados buscaban a los responsables de un intento de toma que sufrió la Viña Cousiño Macul, donde exigían soluciones habitacionales.

Uno de los videos compartidos muestra a uniformados golpeando con luma y patadas en el suelo a un joven. Su familia dijo que solo estaba regresando a su casa cuando se lo llevaron y lo agredieron brutalmente.

Tras esta jornada de furia, la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, rechazó el “exceso y desproporción en el uso de la fuerza” por parte de efectivos policiales.

Además, pidió que se avance en soluciones habitacionales para los vecinos.