El diálogo entre el oficialismo y la oposición por el acuerdo constitucional se reactivó esta tarde en la sede del Congreso en Santiago, y todo indica que en los próximos minutos se darían a conocer los detalles de las tratativas después de una intensa jornada de negociaciones.

De acuerdo a un borrador al cual tuvo acceso El Mostrador, la fórmula contemplaría un plebiscito de entrada, una opción al cual el oficialismo se resistió hasta bien entrada la tarde, y que había dejado en punto muerto en primera instancia las negociaciones.

Finalmente, zanjado este punto, ambas partes también habrían acordado que en dicho plebiscito se someta a consulta dos mecanismos, bautizados ahora como Asambleas Ciudadanas, según la nomenclatura empleada en el documento de la oposición: una Asamblea (100% delegados electos) que en los hechos corresponde a la Asamblea Constituyente; o una Asamblea compuesta por el 50% de parlamentarios en ejercicio y 50% de delegados electos, vale decir una Convención Constituyente.

La fórmula de 50%-50% también representa un avance respecto a la respuesta inicial de Chile Vamos, que había ofrecido un mecanismo de 40% de parlamentarios en ejercicio, 40% de delegados electos y 20% de ciudadanos designados por la misma asamblea, que había sido rechazada por la oposición.

El plan contemplaría además que el plebiscito se realizaría en abril de 2020 y las elecciones para la asamblea encargada de redactar a nueva Carta Fundamental se concretarán junto con la elección municipal y de gobernadores de fines del próximo año.

En caso de elegir cualquiera de los dos mecanismos, la Asamblea Ciudadana tendrá como misión redactar la nueva Constitución desde cero, pero con acuerdos que requerirán un quorum de 2/3.