La ANFP convocó a una reunión extraordinaria para este martes 26 de noviembre con el fin de determinar el futuro del torneo nacional, tras la suspensión de la actividad luego del estallido social iniciado el 18 de octubre. Debido a esto, el consejo de presidentes discutirá cuál es la forma más conveniente para finalizar el torneo. 

Luego de ratificar que el fútbol nacional retornaba el fin de semana recién pasado, la ANFP tuvo que volver a suspender la competencia, tras los incidentes ocasionados por hinchas de Colo-Colo en el partido entre Unión La Calera y Deportes Iquique. Como lo habían anunciado, la hinchada alba no permitió la reanudación del campeonato debido a los hechos que ocurren hoy en el país.

Ante esta situación, en información entregada por El Mercurio, ya se están manejando distintas opciones. Dentro de las posibilidades está terminar el campeonato con el puntaje actual, sin descensos a Primera B y con dos cupos de ascenso a Primera A. A su vez, la Segunda División continuaría con la competición. 

Si se toma la decisión de reanudar el torneo, son tres las posibilidades que se hablan. Una es jugar en las ciudades donde el estallido social está siendo más tranquilo o competir en los estadios Huachipato-Cap, San Carlos de Apoquindo, Monumental y Santa Laura, debido a que son los únicos privados del país. 

La otra opción es jugar afuera del país. Mendoza es una de las alternativas debido a la conveniencia geográfica. La última alternativa sería jugar sin público, ante la poca dotación de Carabineros para los espectáculos de alta convocatoria.