El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, valoró positivamente la reunión que sostuvo esta mañana con organizaciones de la Mesa de Unidad Social.

Ello, pese a que desde la Mesa fueron enfáticos en señalar que no van a negociar con el Gobierno, sino que utilizarán estos encuentros para exponer sus demandas. 

“Pudimos dialogar sobre los temas fundamentales que tenemos hoy día en la discusión pública, fundamentalmente los temas de las reformas sociales que la ciudadanía… que el país nos está planteando y que como Gobierno hemos venido impulsando en la última semana”, dijo Blumel.

El secretario añadió que “fue una buena reunión”, en la que “se plantearon las posturas con muchísima franqueza”.

“El diálogo es el camino y el diálogo en democracia es la fórmula para poder avanzar en superar los momentos complejos… difíciles que hemos tenido en nuestro país en las últimas semanas”, sostuvo el jefe de la cartera de Interior.

La autoridad también dijo que “es importante que las fuerzas sociales, en conjunto con las fuerzas políticas, puedan sumarse a este proceso y así, de esta manera, ir abordando todas las materias… que son los temas que ha planteado la gente en materia de pensiones, en materia de ingresos, en materia de empleo, en materia de salud”.

Por otra parte, el ministro valoró la aprobación del proyecto que aumenta las sanciones para quienes cometan delitos ocultando su identidad (encapuchados), y dijo que “le queremos pedir al Congreso, con mucha fuerza y con mucho respeto, que esas iniciativas sean leyes ojalá la próxima semana”.

Finalmente, el ministro reconoció que le parece “muy doloroso” el caso de Fabiola Campillay, quien perdió la visión luego de recibir el impacto de una bomba lacrimógena.

“Hablamos efectivamente de ese caso muy doloroso, muy lamentable… y de otras situaciones que han venido ocurriendo en los últimos días y nosotros como Gobierno ratificamos nuestro compromiso ¿Y cuál es nuestro compromiso? Nuestro compromiso es que el orden público, que es un valor fundamental, va de la mano con un respeto por los Derechos Humanos”, sostuvo.