Cada año millones de vidas terminan y los ojos se cierran para no abrirse jamás, es el destino de todo ser humano, pero en raras ocasiones algunos tienen la fortuna de ver un último deseo cumplido, como un enfermo terminal en Inglaterra al que se le ha concendido ver el episodio final de Star Wars antes de morir.

Continuar leyendo »