El Presidente Sebastián Piñera realizó este jueves un particular almuerzo en el Palacio de La Moneda. El objetivo fue debatir, junto a un selecto grupo de analistas, la naturaleza, las causas y posibles soluciones a la situación que vive hoy el país.

Puré con carne fue el menú en un encuentro en el que el Presidente y su jefe de asesores, el economista UDI Cristián Larroulet fueron los anfitriones. Arturo Fontaine, Eugenio Tironi, Gonzalo Cordero, Ascanio Cavallo, Joaquín García-Huidobro y Luis Larraín fueron algunos de los asistentes.

Según consigna El Mercurio, el Presidente planteó los dos problemas que enfrentan como Gobierno: la violencia que se ha tomado las calles y las situaciones de violación a los derechos humanos cometidas por fuerzas policiales.

“Piñera también expuso acerca de las respectivas agendas económica-social, antiabusos y al acuerdo constitucional”, añade el matutino.

La violencia fue la prioridad y uno de los temas en los que se detuvieron a conversar fue sobre la declaración de estados de emergencia como una forma de sofocar la violencia. Si bien ninguno de los comensales estuvo por hacerlo ahora, las opiniones se dividieron en el caso de que esta siga escalando. “Algunos recomendaron incluso pedir al Congreso el estado de sitio como una forma de comprometer a la oposición en esta tarea”, señala el diario.

En esa misma línea el Mandatario expresó intención de deportar a los extranjeros detenidos participando en hechos de violencia.

Respecto de los informe de Amnistía Internacional y Human Right Watch, Piñera se mostró “dolido” y consideró injustas muchas de sus afirmaciones y en particular el primero de estos, “especialmente sesgado”, señaló el medio.

Frente a esto, las recomendaciones de los intelectuales fueron para el Jefe de Estado a quien dijeron “que delegara más sus apariciones públicas y anuncios, pues en estos momentos es en su figura en la que se está concentrando con más fuerza el malestar ciudadano”, indicó El Mercurio.

Al terminar el almuerzo, Piñera se retiró, pero el grupo se quedó un rato conversando con Cristián Larroulet.

Cabe mencionar que el pasado 23 de octubre, el Mandatario protagonizó una situación similar, una “cumbre de intelectuales” para analizar la crisis. En aquella oportunidad participó Carlos Peña, Arturo Fontaine, Ricardo Capponi y José Antonio Viera-Gallo.