Este martes, y a modo de potenciar y defender el plan de reactivación económica anunciado por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el Presidente Sebastián Piñera anunció un bono de $100 mil pesos para las familias más vulnerables del país.

El anuncio lo hizo en una actividad realizada en el restaurante Amaia en Maipú. Tras el anuncio, el Mandatario se fue rápidamente del lugar para evitar encontrarse con protestas, las que efectivamente ocurrieron, pero cuando él ya no estaba.

Los manifestantes llegaron hasta la calle Central Gonzalo Perez Llona, pero al no encontrar a Piñera, descargaron su ira contra el restaurante, el que pertenece al conocido chef mapuche José Luis Calfucura.



Los manifestantes lo funaron por tener una bandera mapuche y le exigieron quitarla. “Cierra tu cagada de local”, “no te da vergüenza tener esa bandera” y “atendiste al gobierno que mató a Camilo Catrillanca” fueron algunos de los dichos.

Al respecto, el chef afectado dijo, en entrevista con radio Cooperativa, que tuvieron que “cerrar el local por las amenazas”.

“Fuimos engañados” aseguró posteriormente. Según su testimonio, nunca le avisaron que venía Piñera al restaurante, sino que llegó de improviso.

“Estoy masticando todo este sazón y este montaje que hizo el Presidente. Junto a personas que teníamos nosotros, no sabíamos que venía el Presidente. Sí teníamos una reunión con las pymes, que encontramos súper coherente juntarnos con la encargada de Corfo y el ministro de Economía (Lucas Palacios), que no tiene tanta importancia como (Jaime) Mañalich que la gente lo odia”, agregó.

Desde Presidencia, sin embargo, dijeron que si le avisaron. Y, de hecho, le preguntaron si tenía problemas en que vayan autoridades, y dijo que no. Y hoy en la mañana, una hora y media antes de la pauta le preguntaron si tenía problemas en que vaya Piñera y dijo que no.

Finalmente afirman que autoridades locales habrían estado en contacto con el dueño en todo momento.