Es bien sabido que en el pasado las novedades en el mundo del arte y el entretenimiento solían ser acusadas de ser obra del diablo, ese enemigo al que se le atribuye el control del mundo desde hace mucho. Disney, al ser una compañía gigantesca y con una influencia enorme en la juventud, no se ha salvado de dicha acusación.

Continuar leyendo »