La Comisión de Defensa y Seguridad del Senado, aprobó una indicación para que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) pueda reclutar agentes encubiertos propios.

La indicación fue aprobada de forma unánime y busca conceder facultades operativas a una institución que fue creada sin esta atribución, debido a que es de carácter técnico.

Precisamente este último punto ha sido uno de los puntos más criticados de la institución, ya que ha sido fuertemente cuestionada por no prever el estallido social.

En ese sentido, el ministro de Defensa, Alberto Espina, comentó a El Mercurio que “si queremos tener una Agencia Nacional de Inteligencia que realmente esté preparada con los medios tecnológicos y humanos para enfrentar organizaciones criminales como las que han atacado a Chile durante las últimas semanas (…) es importante dar un paso relevante que consiste en que la ANI pueda reclutar, contratar sus propios agentes”.

La iniciativa había ingresado al Senado en 2018, y tomó preponderancia justo después del estallido social del 18 de octubre pasado.