Un documental sobre las principales demandas para la nueva Constitución es el nuevo estreno de la plataforma OpinaDocs. El despertar de los mestizos, de Dan Espinoza, destaca las pensiones, la educación y la salud como temas claves de la Carta Magna a redactar.

“Los que hoy estamos en las calles alzando nuestra voz somos los postergados de siempre, los hijos de esa mezcla entre criollos, esclavos y mapuche, los que siempre hemos estado soportando en nuestras espaldas el peso de los privilegios de esa élite que ha llegado desde hace 500 años a saquear, violar y asesinar todo eso que nunca les ha pertenecido”, sintetiza Espinoza (Santiago, 1986).

OpinaDocs, una alianza de El Mostrador y Hereje Films, ha presentado varios cortometrajes para abordar distintas problemáticas de nuestra sociedad, en temas tan diversos como las drag queens, el patrimonio cultural o la migración, para luego promover su circulación en festivales locales e internacionales.

Proceso constituyente

Espinoza decidió enfocar su documental en el proceso constituyente porque, al vivir en el extranjero (vive hace dos años en Buenos Aires) y tener la posibilidad de conocer otros países, se fue dando cuenta de las distintas realidades que conviven en Sudamérica.

“Por dar un ejemplo: Argentina tiene educación y salud gratuita. ¿Por qué en Chile no?”, se pregunta. “El valor del transporte público es uno de los más caros de la región. Y así podría seguir todo el día. En Chile nos cobran por todo”.

“Al crecer en el barrio, ser hijo único de mamá soltera, estudiar en colegios municipales, llegar a la universidad apretándose el cinturón en la casa, ¿cómo no me voy a quejar del sistema actual impuesto? Nadie me contó cómo es vivir en Chile”, dice.

Temas de nueva Constitución

¿Cuáles deberían ser los principales temas de la Constitución, tomando en cuenta las respuestas dadas en el documental?

“Las pensiones”, responde. “Mi mamá debería haber jubilado hace dos años. Y no quiere porque tiene miedo de quedar sin plata. Me da tanta impotencia, ya que le dedicó casi una vida a una empresa”.

Otro tema es la educación, “porque no puede ser que una persona piense que un mall es más importante que la vida humana”.

“No puede ser que los profesores sean cada vez más fantasmas. En algún futuro me gustaría ver a un profesor que ejerció por años en colegios municipales siendo ministro de Educación. Lo mismo en la salud pública. Basta de privilegios en las listas de esperas. Los chilenos se mueren esperando un órgano o una operación”, subraya.

De jóvenes a jubilados

La cinta muestra varias de las marchas que han recorrido Santiago en los últimos días y las voces de sus protagonistas, desde jóvenes hasta jubilados.

“El objetivo era crear una pieza audiovisual que abarcara toda la problemática, y mostrárselo a un extranjero. Así entenderían las razones y las molestias de los chilenos. La idea es poner en contexto a todo el mundo”, explica Espinoza.

Asimismo, algunas de las múltiples voces que aparecen en off en la cinta corresponden a gente amiga y cercana, luego que fracasara una convocatoria en las redes.

“Sabía que tendrían argumentos suficientes para elaborar un discurso bonito y detallado”, celebra.”Son mis amigos, personas con las cuales he tenido el gusto de compartir momentos, ya sea en el barrio o trabajando, con las que he ido al cine y lo hemos debatido, con las que de alguna u otra manera hemos tratado de arreglar el mundo”.

Estos además representan a varias regiones del país. “No tan solo santiaguinos. Por ejemplo: Rod y José son de Curicó, Jordan es de Calama, Luis Abarca es de Linares y Luis Soto es de Rancagua. Todos en la capital producto de la centralización”, puntualiza.

“El relato en off de los entrevistados del documental es la representación de mí mismo, de mi discurso como realizador. Yo hablo a través de ellos y creo que dejo muy claro mi punto de vista. Es necesario el cambio en Chile, ahora y para el mañana, no para nosotros, sino que para las futuras generaciones. Para que no pasen lo que tuvimos que pasar los nacidos en los 80 y 90″, recalca.

-¿Cuáles son sus expectativas para el documental?

-Que lo vea todo el mundo y se dé por enterado que el ‘oasis de América’ nunca fue tan así. Qué ojalá recorra circuitos de cine, como festivales y escuelas. También me encantaría que los profesores de Historia lo usen como apoyo cuando enseñen este periodo histórico”.