La Corte Suprema rechazó el recurso de amparo que presentó la defensa de Roberto Campos, el profesor que se mantiene en prisión preventiva desde el 30 de octubre por los daños causados en la estación San Joaquín del Metro de Santiago.

Campos fue acusado de romper los validadores y torniquetes el 17 de octubre. Dos semanas después, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo y formalizó al profesor por el delito de daños calificados.

Con este panorama, la defensa solicitó una audiencia de revisión de medidas cautelares y presentó un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de San Miguel para que fuese dejado en libertad, pero fue rechazado.

Ante ello, se recurrió a la Suprema con un recurso de amparo, que finalmente determinó que Campos deberá permanecer en prisión.

Al respecto, el vocero del máximo trbunal, Lamberto Cisternas, comentó que “el razonamiento para rechazar la apelación y confirmar la resolución de la Corte es que se trata de una situación que se escapa del marco propio del artículo 21 de la Constitución que exige que exista alguna resolución o acto ilegal que conspire contra la libertad personal o la seguridad individual”.

“En este caso la situación planteada no calza dentro de los requisitos planteados, sino que se trata de una situación que se ha seguido un procedimiento, se ha planteado una petición al juez y el juez ha resuelto con sus fundamentos y entonces no estamos en una privación ilegal de libertad”, agregó.