El ministro de Salud, Jaime Mañalich, se refirió al último informe de Espacio Público, que advierte que existirían 712 fallecidos atribuibles, directa o indirectamente, a la pandemia del Covid-19, los que no fueron contabilizados por la autoridad sanitaria.

Al respecto, el secretario de Estado dijo que ese informe “no se ajusta a la realidad”.

El informe asegura que “entre el 2 de abril y el 27 de mayo el número de fallecimientos que pueden atribuirse directa o indirectamente a la pandemia es de 1.537, una cifra mucho mayor que los 825 reportados por la autoridad”.

Una diferencia que atribuyen a que hasta entonces, la definición de fallecidos a causa de la pandemia no contabilizaba “como muertes Covid-19 las defunciones en las que no se alcanza a realizar un examen PCR antes del deceso”.

Sobre esto, Mañalich manifestó que “la diferencia de fallecidos entre el año pasado, ajustada por población, como tasa de mortalidad y no como números absolutos -porque calcularlo de esa manera es un error- calculado como corresponde, ajustado por población, nosotros tenemos que el ‘exceso de fallecidos’ es 811, y a la fecha de este informe nosotros habíamos notificado 825, o sea, algunos casos más que lo señalado en el informe de Espacio Público”.

“La información de fallecidos es absolutamente transparente, es pública. Valoro el esfuerzo de estudio de Espacio Público, pero es imprescindible hacer estos cálculos de una forma correcta y la forma correcta es hacerlo por población”, sentenció.

Además, Mañalich detalló que se comunicará con Espacio Público, centro de estudios liderado por Eduardo Engel, para abordar el tema. Pero remarcó que, “a nosotros que revisamos este informe, nos parece que el número de fallecidos que aparecen como atribuibles a Coronavirus, no se ajusta a la realidad”.