Hace un año, en el Día Internacional del Medio Ambiente, la campaña ciudadana #QueremosParque entregó un petitorio al Presidente Sebastián Piñera pidiendo que los predios fiscales de Colorado y Olivares en el Cajón del Maipo fueran declarados parque nacional. La petición estuvo respaldada por más de 142.000 firmas de ciudadanos y organizaciones, que se unieron para conseguir que las 142.000 hectáreas del predio sean conservadas y abiertas al uso público.

Actualmente, y con más convicción que nunca, la petición entregada por la campaña sigue a la espera. Durante este último año, #QueremosParque reunió más firmas, sumó el apoyo del Senado y la Cámara de Diputados a través de proyectos de acuerdo y logró que más de 100 organizaciones se unieran para respaldar esta causa.

Muchas de las razones que hace un año levantaron la iniciativa, hoy cobran más fuerza. La sequía es cada vez más dura en la zona central y la necesidad de cuidar las pocas reservas de agua es incuestionable. Proteger y valorar casi el 50% de los glaciares de la región, que alimentan al río Maipo, se ha vuelto una acción prioritaria.

“La necesidad intrínseca de los seres humanos por acceder y disfrutar espacios de naturaleza se ha acrecentado con estos días de cuarentena y aislamiento. La Región Metropolitana es la única que no cuenta con un parque nacional, y las pocas áreas protegidas que tiene, no dan abasto, ni están siempre disponibles, para los más de 7 millones de habitantes que alberga”, señalan desde la inciativa.

“Crear este parque es dar una nueva oportunidad de recreación y esparcimiento a casi la mitad de la población de Chile, quienes, sin duda, al salir del confinamiento, lo anhelarán con el alma. Promover un acceso consciente y la conexión con el aire libre son claves para caminar hacia una cultura de naturaleza”, añaden.

A juicio de la campaña, no cabe duda que una de las grandes conclusiones que se extrae de esta gravísima situación mundial, es que debemos reivindicar el vínculo del ser humano con la naturaleza. Además, apuntan a que comprender que una sana relación con ella también es sinónimo del propio bienestar del ser humano.

“Este parque en el Cajón del Maipo, podría ser una de tantas acciones basadas en la naturaleza, que el Estado debiera tomar para transitar de un modelo de desarrollo extractivista, desconectado de los ecosistemas y los territorios, a uno realmente sustentable, con fuerte enfoque local comunitario”, comentan.

En un nuevo Día Internacional del Medio Ambiente, recuerda que la campaña ciudadana #QueremosParque sigue vigente y más firme que nunca, empujando para hacer de este sueño transcendental, una realidad.

“La decisión es del Ejecutivo. De él depende dejar este gran legado a cada habitante de este planeta”, concluyen.