A [entity_embed style=»default» id_entity=»6726″][Actor] Keanu Reeves[/entity_embed] le está yendo extremadamente bien en estos últimos años. El actor canadiense ha estrenado filmes como [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»338070″][Pelicula] John Wick 3: Parabellum[/entity_embed], [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»375653″][Pelicula] Always Be My Maybe[/entity_embed], [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»38019″][Pelicula] Toy Story 4[/entity_embed] y [entity_embed style=»link-tomatometro» id_entity=»404734″][Pelicula] Bill & Ted Face the Music[/entity_embed] y su dedicación a este tipo de arte solo parece ganar fuerza con el paso del tiempo. Es carismático y el público lo ama por lo que hace en la pantalla grande, pero también por su calidad como ser humano. Sin embargo, hay un factor estrechamente relacionado con su trabajo que, aunque no reniega de él, siempre ha admitido que se le hace difícil de llevar: la fama.

Continuar leyendo »