Este martes, la Comisión de Derechos Humanos del Senado inició el debate del proyecto de ley de indulto general para presos del estallido social, presentado por un grupo de senadores de oposición.

Sobre esta iniciativa, el ministro de Justicia, Hernán Larraín sostuvo que “el indulto no puede ser aplicado a una persona que está en medio de un proceso judicial. Aquí hay una mala utilización de los conceptos”. En ese sentido, agregó que “este no es un proyecto de indulto, es un proyecto de amnistía impropia”.

De acuerdo a 24 Horas, Larraín señaló que “llama la atención el interferir en medio de un proceso judicial (…) En prisión preventiva, cerca del 40% o es declarado inocente o es condenado por penas que no son privativas de libertad (…) Este es el tema que deberíamos abordar”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, consideró que “existen antecedentes de sobra que en Chile se vulneran los DD.HH. en contextos discriminatorios y también por encarcelamientos injustificados y abusivos. El principio de igualdad ante la ley ha sido traspasado, por lo que este proyecto debe ser aprobado”. El abogado de la Agrupación de Familiares de Presos Políticos de Santiago 1, Jaime Fuentes, tuvo una postura similar.

Luego de las exposiciones, la senadora Yasna Provoste pidió oficiar a la Fiscalía para lograr identificar a cada uno de los detenidos, además de las pruebas en su contra “más allá de lo señalado por Carabineros y cuál es el estado de avance de sus procesos”.

En tanto, el senador Alejandro Guillier manifestó que “obviamente hay dos visiones de Chile y estoy preocupado porque muchos de los casos, solo con el testimonio de la persona que detiene, están privados de libertad; además, me llama la atención que entre los organismos públicos estatales están dando distintas cifras”.

En Chile Vamos, el senador Felipe Kast (Evópoli) dijo que el proyecto “tiene una complejidad no menor, cuando un funcionario comete un error, si es que así lo fuera, hay procedimientos para perseguir a esas personas, pero aquí raya en la intromisión de los poderes del Estado, lo que contiene este proyecto corresponde más bien a una amnistía, tal como lo señaló el ministro”.

Además, Iván Moreira (UDI) sostuvo que “este proyecto busca, equivocadamente, un premio a la impunidad a aquellos que destrozaron el país durante el estallido social (…) si la justicia se ha demorado, avancemos en una iniciativa en orden a apurar esos procesos”. Finalmente, aseguró que “en Chile no hay presos políticos”.

Finalmente, el presidente de la comisión, Juan Ignacio Latorre dijo que “se ha abusado de la prisión preventiva, ese es un tema a revisar y también en el proceso constituyente, sin sesgos y con justicia para todos”.