Tras la aprobación de la insistencia en el Senado, la Sala de la Cámara de Diputados ratificó en general el proyecto de reajuste salarial del sector público con 64 votos a favor, 59 en contra y tres abstenciones.

La propuesta fue derivada a la Comisión de Hacienda donde será debatida en particular, de modo de entregar un informe a la Sala esta misma tarde, en una sesión especial que se celebrará a partir de las 16:00 hrs.

El texto conserva el grueso de sus normas originales, esto es, un reajuste diferenciado, al 1 de diciembre de 2020: para los funcionarios cuyas remuneraciones brutas sean iguales o inferiores a un millón 500 mil pesos, el aumento será de 2,7% (equivalente al IPC acumulado a noviembre); en tanto que para quienes superen el mencionado margen de ingreso, el incremento será de 0,8%. Se excluyen del beneficio las altas autoridades del país y jefes de servicios, entre otros.

La novedad sobre la mesa es una indicación ingresada por el Gobierno que incorpora un bono Covid-19 de 200 mil pesos, no imponible, que fue acordado con los siete gremios de la salud. El monto indicado corresponderá a una jornada ordinaria de trabajo de 44 horas semanales y se entregará de manera proporcional, si fuera esta inferior.

Cabe recordar que el pasado 17 de diciembre, la Cámara de Diputadas y Diputados rechazó en general el proyecto, sin embargo, el Ejecutivo hizo uso del mecanismo constitucional de la “insistencia” y defendió su texto ante el Senado, donde logró pasar el quórum exigido para la reintegración de la propuesta al trámite.