A pesar de ser un año bastante complicado para la industria cinematográfica, como para la sociedad entera, se ha hecho lo posible por mantener las películas al alcance de los cinéfilos y el público en general. En varias ciudades de distintos países hay algunas salas de exhibición disponibles, mientras otras tuvieron que cerrar sus puertas por la seguridad de los usuarios. Esto ha significado una crisis para algunas cadenas, pero sobre todo para los cines independientes; sin embargo, en la búsqueda de mantener el cine con vida, varias plataformas se han vuelto la esperanza para los estrenos que tanto se retrasaron.

Continuar leyendo »