Durante este domingo en la noche, personal de Carabineros llegó hasta una nueva fiesta clandestina, ubicada esta vez en la comuna de Recoleta, deteniendo a 38 personas e incautando alcohol, droga y equipos musicales.

El personal uniformado llegó al inmueble ubicado en Av. Recoleta tras una serie de denuncias de vecinos. La mayoría de los detenidos son de nacionalidad venezolana y compartían al interior del recinto.

“Gracias al llamado oportuno de nuestros vecinos de Recoleta y el rápido actuar de Carabineros, se logró la detención de 38 personas venezolanas, 28 hombres y 9 mujeres, que participaban de una fiesta clandestina”, explicó el capitán Cristián Poblete Peña, jefe operativo de la 6a. Comisaría de dicha comuna.

“Quiero hacer hincapié que sólo en la comuna de Recoleta llevamos más de 205 detenidos por fiestas clandestinas y quiero decir que Carabineros está realizando el máximo despliegue para evitar que se registren contagios, por lo que nuestras fiscalizaciones continuarán para ayudar al cuidado de todos”, añadió.

Los otros casos durante el fin de semana

Este nuevo caso se suma a los reportados durante todo este fin de semana en el país, el que estuvo marcado por Navidad. En total, se detuvieron a casi 150 personas durante estos tres días.

En la Región Metropolitana, junto al de Recoleta, se detectó otro en Cerro Navia, donde detuvieron a 30 personas.

En regiones la situación es similar. En Antofagasta, se detuvieron a 41 personas en un “carrete playero” en el sector de Costa Laguna. En la región de O’Higgins, se detuvieron a 26 personas por una fiesta en el sector de Punta de Lobos, comuna de Pichilemu, donde se vendía alcohol y tenía un sistema de cobro de entradas. Había más personas pero la mayoría logró escapar.

En el sur, en Temuco se reportó una fiesta al interior de una vivienda. Hay 15 personas detenidas.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, advirtió que “a quienes organizan fiestas tienen penas privativas de libertad, están cometiendo un delito contra la salud pública, y multas que pueden alcanzar los 50 millones de pesos”.